Aumento de testosterona

Hemos encontrado un estudio científico que nos llamó mucho la atención, se había medido los niveles de testosterona en un grupo de hombres adultos voluntarios, este grupo estaba dividido en dos subgrupos, uno de ellos tendría la oportunidad de conducir un automóvil deportivo de alta gama, y el otro grupo tendría la oportunidad de conducir un automóvil familiar, antes de tener esta experiencia se midieron los niveles de testosterona en ambos grupos y después se volvieron a medir, lo que se observó fue que el grupo de hombres que pudieron conducir el automóvil de alta gama tenía niveles de testosterona mas altos que al inicio del experimento.

De manera natural con la edad la testosterona al igual que el resto de hormonas sexuales en todas las personas destiende y, tenemos la oportunidad hoy en día de regular estos niveles mediante la suplementación hormonal. Pero también existen herramientas naturales para subir los niveles de testosterona.

Tenemos: la dieta, la actividad física y el estilo de vida fundamentalmente la gestión del estrés y la reducción de nuestra posición a sustancias llamadas disruptores endocrinos.

Dieta

Tenemos una gran oportunidad día a día ya que hay alimentos que elevan los niveles de testosterona y alimentos que destienden estos niveles y además suplementos nutricionales que nos ayudan a regular los niveles de hormonas sexuales.

Si queremos aumentar los niveles de testosterona, los alimentos que debemos consumir en la dieta son los siguientes: granada, ostras (rico en zinc), salmón, sardinas, anchoas, carne, leche, kéfir, semillas de calabaza. Otros grupo de alimentos esencial para la síntesis de testosterona son las grasas saludables, insaturadas tales como el aceite de oliva, también saturadas como el aceite de coco, las grasas saturadas son uno de los componentes fundamentales de las hormonas sexuales, nuestro organismo necesita estas grasas para muchas funciones vitales y también para poder fabricar hormonas sexuales en particular la testosterona, otro alimento que también ayuda son las crucíferas, son verduras del tipo de la coliflor, brócoli, porque estas sustancias ayudan a que nuestro hígado haga un buen metabolismo de los estrógenos en las hormonas sexuales femeninas, y de esta manera se equilibra el balance entre ambos tipos de hormonas sexuales. Un alimento que también ayuda directamente a mejorar la función de la testosterona es el ajo porque su componente alicina ayuda a reducir los niveles de cortisol la hormona de estrés y de esa manera hace que la testosterona pueda funcionar mejor; y otro grupo muy importante de alimentos son los ricos en vitamina D que es el otro gran nutriente esencial para la síntesis de testosterona, ej. mantequilla, huevos, lácteos de buena calidad. Por otro lado tenemos que evitar los alimentos que descienden la testosterona tales como azúcar, edulcorantes artificiales y los alimentos que lo contienen, comida procesada, refrescos, ya que esto favorece el sobrepeso y la obesidad y va directamente relacionado con niveles mas bajos de testosterona, y por otra parte porque el azúcar en si ha demostrado reducir los niveles de testosterona; en individuos en los que se midió testosterona antes y después de consumir azúcar se vio que en las horas siguientes a la ingesta los niveles de testosterona bajaban hasta un 25%.

Suplementación nutricional:

Contamos con tres opciones, el zinc, el 45% de los hombres mayores de 60 años han demostrado tener niveles bajos de zinc y este es fundamental para que el organismo pueda fabricar testosterona. Hay que tener cuidado porque algunos suplementos de zinc pueden generar malestar, náuseas o dificultar la absorción de otros minerales.

La suplementación se debe poner en manos de un profesional, debe estar supervisada y controlada para ajustarla a nuestras necesidades y a nuestras condiciones particulares.

Una segunda opción son los suplementos de vitamina D, otro de los ingredientes fundamentales para fabricar testosterona, la vitamina D ha demostrado mejorar la cantidad y la calidad del semen y mejorar los niveles de testosterona.

La tercera opción son los suplementos de una hormona precursora de las hormonas sexuales es la dehidroepiandrosterona (dhea), es conocida como la hormona de la juventud porque nos mantiene jóvenes, frescos, fuertes y vitales y porque con la edad sus niveles van descendiendo y también sus niveles destienden en casos de enfermedades crónicas, estrés intenso y mantenido. La dhea se puede tomar por vía oral o se puede aplicar de forma tópica en la piel o mucosas, se deje ajustar la dosis y tener una buena supervisión.

Actividad física

El estilo de entrenamiento que ha demostrado elevar los niveles de testosterona y ser más eficaz para lograr este objetivo es el entrenamiento de fuerza y de una manera intensa y corta e idealmente ejercicios en los que participan grandes grupos musculares, los ejercicios multiarticulares del tipo: sentadillas, zancada, dominada, peso muerto, etc.

El exceso de peso está asociado con niveles más bajos de testosterona, así que otra herramienta para elevar los niveles de testosterona es controlar el peso si hay un exceso y para esto hay que hacer una buena alimentación evitando azúcar, harinas refinadas, alimentos procesados y una alimentación rica en verduras, rica en grasas saludables y en alimentos que contengan los ingredientes fundamentales para sintetizar testosterona.

Estilo de vida

Debemos centrarnos en la gestión del estrés, disminuir el impacto de los disruptores endocrinos. El estrés mantenido supone una constante síntesis de cortisol a base del sustrato el precursor de hormonas sexuales, la pregnenolona, es una sustancia a partir de la cual se fabrica o hormonas del estrés (cortisol) u hormonas sexuales (testosterona, estrógenos, progesterona). Cuando tenemos mucho estrés hay una gran demanda de esta vía de síntesis del cortisol con lo cual toda la pregnenolona va dirigida hacia la necesidad fundamental que es fabricar hormonas del estrés y queda reducida al mínimo la síntesis de hormonas sexuales, por eso es muy importante reducir la carga de estrés para que nuestro organismo se pueda liberar y pueda fabricar hormonas del estrés en la cantidad necesaria y moderada y hormonas sexuales para cumplir con todas sus funciones vitales, para esto hay que elegir la técnica o disciplina que a cada uno le vaya mejor, le guste mas o se ajuste mas a sus valores, intereses; pueden ser técnicas de respiración, de relajación, coherencia cardiaca, meditación, oración, yoga e incluso estar con amigos, reír, pasarlo bien, divertirse, todas esas son actividades que reducen nuestra carga de estrés.

Y otro aspecto muy importante para elevar los niveles de testosterona o potenciar la actividad de la testosterona es reducir el impacto de las sustancias llamadas disruptores endocrinos, sustancias químicas que son estructuralmente tan parecidas a las hormonas sexuales que confunden a nuestro organismo y bloquean los receptores impidiendo que nuestras hormonas sexuales actúen correctamente y esto reduce el efecto de la testosterona en el organismo. Los disruptores endocrinos se han estimado en unas 600 sustancias químicas diferentes que están presentes en montones de sustancias; la manera de reducir nuestra exposición a los disruptores endocrinos o el impacto que tienen en nuestro cuerpo va a ser el exponernos menos y el eliminarlos más, la manera de exponernos menos a estos será evitar todos esos productos en los que están presentes. También podemos favorecer la expulsión de disruptores endocrinos que están en nuestro organismo o que están en el hogar, es muy importante ventilar todos los días la casa, para que se salgan todas esas sustancias químicas volátiles que tienen una acción de disruptores endocrinos; y sudar, hacer ejercicio para aumentar la liberación de toxinas por la respiración y en particular para estas por el sudor, en esto se ha visto que es muy útil la sauna. Con todo esto vamos a poder mejorar la testosterona en sangre y esto es muy importante para todos, para mejorar la salud y la calidad de vida tanto en hombres como en mujeres, aunque la testosterona es denominada la hormona masculina, las mujeres también la tienen, los testículos del hombre, los ovarios de la mujer y las glándulas suprarrenales de ambos fabrican testosterona y nos ayudan a tener un mejor deseo sexual, mayor vitalidad, mejor estado de ánimo; en los hombres mejorar los niveles de testosterona les ayuda a corregir la disfunción eréctil y la calvicie, también nos ayuda a tener mejor memoria, mejor capacidad de concentración, mejor masa muscular y una mejor salud ósea, importante en mujeres a partir de la menopausia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *